Torre inclinada de Pisa en Italia

dsc_0912
La Torre Inclinada de Pisa

La Plaza de los Milagros

La Torre de Pisa o “inclinada” de Pisa (también en italiano es Torre pendente di Pisa) es en realidad parte de un conjunto de construcciones que se denominan Piazza dei Miracoli (o como quizás habrán entendido, la plaza de los milagros, también llamada Piazza del Duomo, o plaza del domo). Son cuatro construcciones de la época medieval, a saber: El Duomo (domo), la torre inclinada de Pisa (que funciona en realidad como campanario de la catedral), el Baptisterio (dedicado a Juan el Bautista) y el Camposanto Monumentale (que significa Cementerio Monumental).

El “campanario” de Pisa no fue construido a propósito para que estuviera inclinado, sino que fueron circunstancias posteriores que llevaron al monumento a ubicarse en esa posición oblicua. El objetivo principal era que permaneciera en posición vertical, como cualquier construcción normal. (Es que a veces las cosas salen torcidas). Se comenzó a inclinar, casi desde el inicio de obras. Sin embargo, los obreros no se detuvieron, y siguieron construyendo la obra. Esto sucedió en el año 1173.

La construcción del “Campanario” de Pisa

Su construcción se dio en etapas, tres para ser exactos, con un total de 177 años para terminarla. Existen diferentes controversias sobre quien fue el arquitecto original incluso hasta nuestros días. A partir de la construcción de la tercera planta, la torre comenzó a inclinarse debido a unos cimientos débiles y un subsuelo inestable. El diseño tenía errores y luego sobrevinieron guerras que obligaron a parar las obras por casi 100 años. Increíble que parezca, eso ayudó a que el suelo se asentara y la torre no se cayera.

Luego de las guerras, se retoma la construcción, intentando agregar ciertos cambios al proyecto original para detener la inclinación. Pisa es derrotada en una batalla, y la construcción vuelve a interrumpirse.

Finalmente en el año 1372 se construye la última planta y el campanario. Hay siete campanas, una por cada nota musical, siendo la mayor de ellas instalada recién en el año 1655. El ahora “campanario”, con el peso de las campanas, empezó a inclinarse hacia el Sur.

Varios intentos de diferentes arquitectos para detener la inclinación a lo largo de los años solo dieron como resultado que la torre se inclinara aún más.

Ya en una fecha más cercana al presente, en la década del 90, el gobierno italiano llama a un grupo de expertos para que eviten que la torre se derrumbe. Por casi 11 años estuvo cerrada al público para comenzar con los trabajos de restauración, reconstrucción y, sobre todo, estabilización. En el año 2001, fue nuevamente abierta a los turistas. Al menos, por los próximos 200 años, según el grupo de trabajadores.

1 comentario

  1. anrafera dice: Responder

    Emblemática Torre. Gracias por la útil y documentada información.
    Saludos.
    Ramón

Deja un comentario