Visitar Barcelona de otra manera

visitar barcelona

Barcelona de otra manera

La capital catalana es una de las 10 ciudades más visitadas del mundo. La impresionante arquitectura de Gaudí, su agradable clima, y su estupenda situación entre mar y montañas, son algunos de sus mejores atractivos, y la convierten en un destino de masas. Sin embargo, Barcelona apuesta por el turismo responsable, y ha sido la primera ciudad del mundo en obtener la certificación Biosphere Word Class Destination. Aquí te presentamos otra manera de visitar la Ciudad Condal,otras formas de disfrutar de su estilo de vida y otros encantos que descubrir.

Una forma muy efectiva y ecológica de visitar Barcelona es en bicicleta. La ciudad ha sido una de las primeras ciudades españolas en adaptarse a este medio de transporte, y son muchas las ofertas de alquiler de bicicletas. En la página de Turismo de Barcelona encontrarás un listado de tours sobre ruedas .Pedaleando podrás maximizar tu estancia en la Ciudad Condal de una manera muy práctica, ya que muchas atracciones turísticas, como la Sagrada Familia o el Parque Güell de Gaudí, no se encuentran en el centro.

Otra manera de contemplar la ciudad, es desde el mar. A orillas del Mediterráneo, la costa de Barcelona es ideal para practicar deportes acuáticos como vela, windsurf o submarinismo. Algunas empresas organizan cruceros por la costa del Maresme o desde el puerto de Barcelona, como las Golondrinas, las enormes barcazas que son un elemento más de la ciudad. Páginas como Bsurfers te indican dónde se encuentran las mejores olas al momento. Desde ellas obtendrás unas vistas de la ciudad reservadas para ti.

Los festivales de música son una buena excusa para visitar Barcelona y sin duda una buena manera de descubrir otro punto de vista de la ciudad. Citas míticas como el Sónar o el Primavera Sound se codean con festivales pequeños y menos concurridos como el nuevo Bona Nit o el festival de música independiente Faraday. Otras fechas importantes son el Festival Internacional de Jazz o el Grec, que combina teatro, música y cine.

Para disfrutar de todas estas citas necesitarás una estancia de larga duración en la ciudad, y esto lo puedes hacer mientras aprendes idiomas. Disfrutando del día a día de la ciudad, evitarás el trajín turístico y la presión de querer verlo todo en poco tiempo. La Universidad de Barcelona te ofrece cursos de verano de catalán y agencias de viajes de idiomas como Sprachcaffe ofrecen la posibilidad a estudiantes internacionales de aprender español mientras se alojan con una familia local.

Si no quieres aprender idiomas, pero sí disfrutar de una inmersión cultural semejante, puedes probar con un tipo de alojamiento alternativo. El pueblo barcelonés es muy abierto y hospitalario, y por eso, la oferta en sitios como Bewelcome o Couchsurfing es tan grande. Aquí compartirás piso con gente local, que en ocasiones también te enseñarán su ciudad. Portales como 9flats.com, Housetrip o Airbnb te ofrecen la posibilidad de alquilar un apartamento entero por días directamente del propietario.

Barcelona ofrece muchas otras alternativas a la hora de huir del turismo de masas. Los parques naturales y nacionales cercanos a la ciudad son muy variados y fácilmente accesibles en transporte público; los magníficos Pirineos se encuentran a un par de horas de distancia del centro de la ciudad; y muchos pueblecitos con encanto se dispersan por toda la zona.

Barcelona es sin duda la pescadilla que se muerde la cola para aquellos que buscan huir del turismo de masas, ya quela capital catalana atrae a tanta gente porque ofrece algo para todos los gustos; incluso para el de ellos.

Las fotos puedes encontrarlas aqui:
Barcelona casa Gaudi
Barcelona Sagrada Familia

Deja un comentario